31 dic. 2012


Como se ha dado cada vez que se finaliza el año, escribo. Y esta no va a ser la excepción no?
Que balance se podría decir de un año como este?
Es increíble, creo que es la primera vez, que no quiero por nada en el mundo que se cierre un año, porque si, lo  que viene es groso, muy groso.
Este año estuvo lleno de tantas aventuras, tantas emociones, tantos llantos, tantos momentos importantes para la vida de un adolescente, que simplemente ya pasaron.
Es complicado digerirlo, todo fue muy rápido. Siento que el tiempo se me fue de las manos, como la arena corre en un reloj.
Cada pestañeo era un día nuevo, una sensación única.
El 2012 vino rodeado de fiestas, de Bariloche, salta, ultimo año en el acosta, amistades mas solidas, pseudo militancia, aventuras amorosas…
No se , es la primera vez que no me salen palabras para describirlo, fue simplemente genial, un año rodeado de jodas, de amigos y de mucho cariño.
Cerrarlo entonces, significa volver a ser chicos, significa que  a partir de ahora, se vienen los sueños pero en grande, lo que quiero ser y lo que sere, ahora entro al cbc y ahora de nuevo, soy la persona mas chiquita de un edificio tan grande...
Un 2012 que lo voy a recordar con la mayor alegría de mis recuerdos.
Y un 2013, temeroso, con miedo, no voy a metir, pero rodeado de unas ganas terribles de crecer, y unas esperanzas que me inundan el alma.
GRACIAS 2012 POR TANTAS COSAS VIVIDAS. SIN DUDA, UNO DE LOS MEJORES AÑOS DE MI VIDA.
2013, VENÍ, YA TE ESTOY ESPERANDO.

21 dic. 2012

Quizá esta sensación no se oculte nunca bajo aquella sonrisa fácil que me hacía todo mas ameno,
Quizá esta angustia en el pecho, no se vaya nunca, y siempre se encienda cuando te pienso.
Quizá, mis dedos quieran escribirte siempre,mis ojos mirarte,y quizá, todavía , pueda llorarte.
Quizá, nadie lo comprenda.
Nadie entienda que quiero llorarte.
Nadie te humanice. Yo lo hago.
Quizá para muchos tengas el valor de una simple moneda,
quizá para otros seas su mundo.
Para mi, fuiste mi mundo.
Mi mente no logra divisar la linea del ahora y de lo anterior, de lo nuevo y de lo eterno.
No quiero imaginarme sin vos.
Sin tus olores, sin tus sensaciones, no quiero extrañar tus alegrías, quiero volver a vivirlas.
Se hace difícil el dejarte.
Es que nunca voy a poder hacerlo.
La nostalgia se vuelve un camino sin retorno, y el recuerdo un anhelo.


Las gracias son pequeñas y el te quiero queda chico.