20 jun. 2012

Sintió la sensación.Esa adrenalina que no le gustaba , que no conocía y menos esperaba.
La tembló el dedo meñique de su pie, el labio inferior de su boca seca , hasta el pelo,y ni hablar como se le arrugó la nariz y de como su panza hablaba.
Porque vio ese fantasma que había creado.
Pero rápidamente la desilución se transformó en lo mas concreto que la imágen de su cerebro pudo plasmar.
Porque se entristeció, porque no quiso.
No quería ver al fantasma, no esa noche.
Esa nube negra con cara diabólica y ojos de ángel, perforaba las mentes del mejor postor.
Nadie quería verlo
Pero se hizo visible , como lo hace el sol todas las mañana , como todo los amaneceres.
Estaba tan inquieta, tan rara
Nada era como se lo imaginaba, porque todo estaba igual, igual como ella lo había dejado, todo en su lugar.
Ni un mínimo gramo de diferencia se atisbaba a ser algo como su cabecita lo pensaba.
Entonces apareció el fantasma.
Aquél que había idealizado despúes de su partida.
Aquél que ya no era nada.Y vaya que no lo era.
Se la cayó hasta el último capilar de su cabeza cuando lo vio.
Pero se sintió tan fuerte , tan segura.
Ahora está feliz.
El destino dijo.
Aquella reconoció que su fantasía iba perdiendo el asombro de aquel tiempo y solo vivía de recuerdos.
Porque el tiempo cura las heridas y así fue.
El fantasma tan negro, tan nuble, desapareció , hasta el momento.
Ya su mente descansa tranquila, ya las dudas no la acechan como aquel entonces.
Ya está mas serena aunque su corazón había amagado una vez mas , entonces nuevamente..
 el destino dijo...

Los cobardes,
 pagan
cara la
desgracia.

4 jun. 2012

Ya está.
Me despedí de ese objeto que me trae recuerdos, de aquel que conoce las curvas mas profundas de mi espalda, y las de él  también supo reconocer.
Conoció nuestros malabares, nuestro amor. 
Conoció nuestras golpizas. Conoció mi rostro y mi llanto.
Conoció mis gritos, mi calor, nuestro calor. Sintió mi ternura. Nos sintió..
Reconoció mis placeres, mi cariño que se acentuaba en invierno.
Recordara noches en vela. 
¿Tendrá memoria de otros cuerpos?
Minimizó mis penas, observó cuando me quedaba dormida. Sintió nuestros piecitos tocarse .Degusto mis pensamientos a la noche . Presenció mis miradas a la nada.Sintió hasta mi respiración entrecortada  pero,¡ya está!.
Ya lo abandoné, como también, lo abandoné, a él.