25 feb. 2012

Ellos pretenden llenar el espacio vacío de sus camas.
Solos, y con kilómetros de sábanas por cubrir a un cuerpo, no les gusta.
Pretenden que todo sea como antes.
Prueba y experimentan.
Se sorprenden y aprenden.
Tocando su espalda, y su curva mas profunda el puede sentirla, su respiración se entre corta. 
Los nervios actúan.
Ella, tan quieta y fría como una muñeca de porcelana, solo siente.
Solo ellos sienten.
Son sensaciones tan raras.
Cuerpos tan diferentes.
Sus almas se cruzan.
Sus espacios se llenan,en esas noches desoladas.
Pero esto no esta bien, nunca un clavo saco a otro.
Y al día siguiente, pretenden borrar, pretenden buscarle un porque y remarcar la indiferencia.
Pero ellos,simplemente prefieren olvidar.

No hay comentarios: